Posteado por: water we wait | 17 marzo, 2012

La botella: Alaska, 23 Mayo 2010 – Botswana, 15 Marzo 2012. 29.500km y 21 países.

El aeropuerto de Maun hace de columna vertebral de este enclave.  A lo largo de éste se reparten todas las agencias de viajes, las tiendas de muebles, los supermercados, los bancos, hostales, etc… Las excursiones bien al norte, hacia el Delta del Okavango o hacia el Sur, hacia el Kalahari son carísimas. Alquilar un 4×4 es igual de caro.

A 60km al este de Maun se encuentra Makalamadebi y de allí nace un camino de arena hacia el Kalahari. Hacia allá vamos. A unos 95km al norte de la puerta de entrada al Kalahari, nos detenemos. No podemos avanzar más debido a la gran cantidad de arena. Es hora de buscar el lugar donde enterrar la botella. Son las 14:15h del 15 de Marzo de 2012. El sol aprieta. Caminamos por la estepa. A 35-40 grados nuestros andares son pesados y lentos. Desprenderse de la botella tras todos estos momentos juntos, también cuesta. No en vano es el final de un viaje, el final de un sueño hecho realidad.

No hay nadie. De igual manera que no había nadie cuando, rodeados de montañas a unos 200km al norte de Anchorage, en Alaska, la rellenamos de nieve.  Sin saber muy bien cómo, sin pensar demasiado en lo que teníamos por delante, comenzamos a pedalear. Un mapa y casi 30.000km por delante, miles de caminos, gigantescas montañas, interminables desiertos… Lo más duro, separarnos de nuestras familias. Lo más gratificante, sentirles en nuestros corazones durante cada pedalada. Sin ellos, no lo hubiéramos podido hacer.

Alaska, mayo 2010.

Tras recorrer 21 países, con todas sus diferencias culturales, todas sus climatologías, sus razas, sus costumbres e idiomas, sus manías…uno aprende a desenvolverse, a esquivar el peligro, a no entrar en determinados sitios, a no cruzar ciertos límites,  a evitar ciertos horarios. Y cómo no, aprende a disfrutar de sus paisajes, de sus aromas, de sus sabrosas comidas, de sus ritmos, de sus gentes y de sus historias. Y…uno,  no acaba sino siendo el mismo, pero con las neuronas vestidas de diferentes colores.

 

Un árbol nos llama enseguida la atención. Estamos al final de la estación de lluvias y sabemos que no en demasiado tiempo, todo este entorno que tenemos ante nosotros se secará, la yerba desaparecerá y las hojas de los árboles se caerán. Hace poco leíamos en una revista cómo se recalcaba el concepto de ¨Desierto Semiárido¨, cuando se enmarcaba al desierto del Kalahari. Mucha gente queda sorprendida al verlo  tan verde y lleno de vida   durante estos meses de lluvia. Tornándose sin embargo en los siguientes meses, en uno de los lugares más inhóspitos del mundo.

De esta manera, Idoia comienza la ardua tarea de escavar el agujero. Son momentos muy especiales y sentimentales. Yo no siento sino admiración por ella. Es indescriptible narrar todo lo que ha superado esta mujer y la capacidad que tiene. Sobre una bicicleta cargada hasta arriba que le dobla en tamaño, verle pedaleando sobre piedras y arena, subiendo las montañas de los Andes en Perú a 5000mts de altura, no se me olvidará en la vida. No se ha rendido nunca y su mirada siempre se ha mantenido firme apuntando al horizonte. No sé lo que pasará por su cabeza en estos momentos, pero yo estoy tremendamente orgulloso de ella y de su proeza.

Le relevo. Damos con las raíces del árbol, es hora de enterrarla. Tras unos segundos de silencio, comenzamos a echar arena encima. A quién le importa el significado de la botella? Bueno, pues a nosotros. Con esto abogamos porque las personas luchen por sus sueños, que saquen lo que tienen dentro, que aporten conocimientos, experiencias, que dejen huella. Que no esperen nada de la vida, si no que den todo lo que tienen, que expriman cada segundo. En definitiva, que agradezcamos la oportunidad de vivir que nos han dado y que ayudemos al de enfrente, al que no tiene tanto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Este capítulo de nuestras vidas termina. Mientras nos alejamos del árbol, caminamos y miramos hacia atrás. Cuánto tiempo perdurará ahí enterrada­?…  Miramos al frente. Por suerte, tenemos un hogar esperándonos y una familia a la que abrazar. Y la cuadrilla…cuánto de este viaje se lo debemos a ellos también…

 

 

 

 

 

 

Sólo nos queda agradecer todo el cariño y la ayuda que hemos recibido en este viaje. Os llevaremos a todos en el corazón. Eskerrik asko, Gracias de Natxo Eguren e Idoia Arrambide.

Desierto del Kalahari, Botswana, marzo 2012


Responses

  1. Mil gracias por haber narrado y compartido con nosotros todo este increíble viaje. Con cada post hemos podido “vivir” un pedacito de vuestras etapas y vivencias… Zorionak eta laister arte!!!

  2. Solo 3 palabras: ole, ole y ole!!

  3. Antes de empezar este proyecto, idea, aventura o como se quiera llamarlo algunos podrían haber puesto en duda la consecución del mismo.
    Conociendo vuestra fuerza de voluntad, espíritu de sacrificio y sufrimiento ,sabíamos que lo lograríais pues la suma de vuestras dos personalidades eran la base para conseguir cualquier logro.
    Los demás hemos sido solamente unos privilegiados de poder ir conociendo vuestra andadura.
    El mérito de vuestro LOGRO, es solamente vuestro.
    Gracias por haberlo compartido con todos nosotros.
    ZORIONAK

  4. Cómo he llorado leyendo las últimas líneas que habéis escrito…qué emoción…Muchas gracias a vosotros por haber hecho vuestro sueño realidad, un viaje que os acompañara el resto de vuestra vida. Nos habéis dado una lección de fortaleza, de valentía, de humildad, sois unos fenómenos!!!!!Estamos muy orgullosos de vosotros y nos habéis hecho inmensamente felices…Os esperamos!!!!!!

  5. Cuando salisteis de casa para realizae este viaje, nos quedamos encojidos de pensar con qué os podiais encontrar en el camino (mal tiempo, malas pistas ,animales etc) pero a medida que leiamos vuestra pàgina nos haciais sentir mas tranquilos y relajados,viendo que estabais consiguiendo vuestro sueño.Muy agradecidos por haber compartido ese sueño con nosotros. ¡¡¡¡¡Enhorabuenaaaaaaa por este final felizzzzz!!!!!!!!!!!!

  6. Muy emocionados por un recuerdo tan emotivo¡¡¡¡¡¡Gracias por tan bonita sorpresa…….

  7. ¡Realmente sois unos fenómenos! Nos hemos sentido unos privilegiados por haber podido compartir vuestro sueño. Durante estos meses hemos disfrutado mucho con vuestros estupendos relatos y con esas maravillosas fotos.¡Cuanto hemos aprendido! Entre las últimas líneas y las fotos de la camiseta a mí también me habéis hecho llorar. Laster arte bikote! Zorionak!

  8. Felicidades Natxo e Idoia! Enhorabuena por todo lo vivido, y ahora a disfrutar de la vuelta en casa. Un abrazo!

    Salut

  9. Ai ama…como me han emacionado estas palabras!!! A la lista de super heroes hay que añadir vuestros nombres!!! Me parece una pasada lo que habeis hecho!!
    Que ganas de veros el miercolesss!!!!
    Muxu guapos!!

  10. Buen trabajo bikote yo no he llegado ni a dormirme para vivir vuestro sueño.
    Zorionak
    Os habeis pasao

  11. ” Hay sueños que saben a realidad, pero tambien a realidades que parecen soñadas “.

    Y ahora venir de una puñetera vez paka y daros un abrazo muy fuerte….

  12. Aupa Idoia eta Natxo!
    Soy Isusko. Nos encontramos a principios de diciembre de 2011 cerca de El Calafate, cuando vosotros os dirigiais al paso fronterizo de Cerro Castillo. Cuando me dijisteis que ibais a Botswana no entendia muy bien el tema. No habia mucho tiempo para explicaciones. Ahora que leo la crónica y veo las fotos entiendo el motivo de ir a Bostwana. Interesante iniciativa y final feliz de viaje. Zorionak!

  13. joder,se va acabando el viaje.leer vuestras peripecias ha sido un estimulo para mi,y aunque ya es hora de q volvais,las voy a echar de menos,eso de decir:voy a ver donde andan estos locos.al fin y al cabo vuestra aventura me ha acompañado en muchos momentos de lectura frente al ordenador.y que voy a decir de la narracion del “entierro de la botella”,asi,con toque carnavalesco je je.pues me he emocionado al leeros.es q en realidad toda la historia esta es muy emotiva,pero el momento de la botella lo he vivido como si estubiese alli!!!!!toda esta aventura ha sido preciosa.zoriyonak por haberla hecho realidad y gracias por habernos hecho participes.!besarkada!

  14. Natxo e Idoia, simplemente hermoso, maravilloso, os admiro. Lo que daría por ver vuestras caras si algún día, supongo, decidís volver al territorio de la nostalgia y comprobar si la botella sigue aún allí, junto a ese bonito árbol del desierto del Kalahari.
    Para el próximo viaje aquí tendréis un fiel e incondicional seguidor.
    Besarkada bat
    Aitor Cyclotherapy


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: