Posteado por: water we wait | 28 julio, 2011

Huaraz – Huallanca, 122km en 3 dias.

Tenemos unos días duros por delante, así que decidimos empezar poco a poco, yendo a Catac, a tan sólo 36km. En este trayecto pasamos de los 3000  a los 3640mts y nos resulta fácil llegar.

camino a Catac...

A la mañana siguiente nos damos cuenta del frío que hace…Nos abrigamos hasta los dientes con guantes, gorros, térmicas, pantalones largos…Son las 7:00am.

frio matutino!!

Hay que decir que Perú está dentro de la zona tropical y las temperaturas, aún en invierno, no son demasiado frías. En cualquier otro sitio sería impensable subir a los casi 5000 como vamos a hacer en estos dos días…

mate de coca contra la sorocha...

Transcurridos los primeros 7km, en Pachacoto el pavimento termina y comienza la “trocha”, pista de arena y piedras, en bastante malas condiciones por cierto. Aquí aprovechamos para tomar “Mate de Coca”, para disminuir la Sorocha, como llaman aquí al mal de altura.

Así comenzamos nuestra andadura para cruzar la Cordillera Blanca. Sabemos que antes del primer pase, “Huarapasca Pass” situado a 4.884 mts de altura, deberemos acampar. Nos han desaconsejado acampar en la cima por el excesivo viento y el frío.

La Puya Raimondi, planta tipica a estas alturas..

nuestras amigas Marisa y Angela...

De esta forma ascendemos durante todo el día. El fuerte viento de cara es la tónica y añadido a las piedras en el camino, hace que no superemos los 5km/h de media. Notamos cómo el corazón se acelera enseguida y paramos a descansar repetidamente. Los pulmones piden constantemente bocanadas de aire para suplir la falta de Oxígeno en el aire.

flora tipica de la zona..

poquito a poco..

Pero el paisaje, otra vez, hace que disfrutemos de lo que estamos haciendo. Todo es muy solitario, no pasan coches, apenas 10 en todo el día. Vemos los nevados enfrente y nuestro camino va hacia ellos. Nos adentramos hacia las entrañas de la cordillera.

picos nevados...

Hacia las 16:00h encontramos un buen txoko para poner la tienda. Está resguardado del viento por unas rocas y escondido de la carretera por unas espigas.

nuestro txoko....


Estamos  a unos 4200 mts, separados unos 11km del primer pase. Con el  Sol sobre nuestras cabezas no sentimos excesivo frio, pero sabemos que para las 18:00h las temperaturas bajarán considerablemente, así que ponemos la tienda, escondemos las bicis, sacamos los sacos y dejamos todo preparado. Sólo nos queda cocinar unos noodles antes de que caiga la noche.

asi viven a mas de 4000m...

Para las 18:15h, casi de noche, estamos listos para meternos a la tienda, pero antes nos damos una vuelta por los alrededores para saborear más si cabe el paisaje que tenemos enfrente. No muy lejos de allí, se oyen unos gritos de una mujer, suponemos que es a sus ovejas para que vuelvan a  su casa…Pensamos en las duras condiciones de vivir por aquellos parajes. Nos metemos a dormir con 2 grados de temperatura y dejamos que la noche se nos eche encima. Nuestros sueños ahora divagaran por la inmensidad de este paisaje.

los nevados...

toca subir a la cima!...

A las 7:00h am el termómetro marca 3 bajo cero. No tenemos demasiada prisa en comenzar a pedalear con este frío…La sensación térmica con este viento debe bajar la Temperatura unos cuantos grados más.

Desprenderse del saco cuesta más de lo que uno cree, pero no hay otra.  Nos espera otro día duro, en el que debemos atravesar los dos pases, el Huarapasca y el Yanashallash, ambos por encima de los 4800 mts, antes de emprender la bajada al pueblo minero de Huallanca.

la carretera parece no tener fin...

victoria!! llegamos!!...

en la cima...

El día de hoy es todavía más espectacular. A medida que ascendemos, nos acercamos más a las cumbres nevadas de las montañas. Sus desgarradores picos están nevados. Aparecen glaciares y superficies redondeadas de nieve virgen que nadie nunca ha pisado.

pedaleando por la cordillera blanca...

Una sensación de soledad y libertad parecida a la que tuvimos en el Parque Nacional Denali, en Alaska, pero esta vez, los escarpados picos a cada esquina, lo hacen más espectacular.

Ya en la cima, nos vemos por momentos rodeados de cordilleras nevadas. Para un par de ciclistas sin  apenas experiencia, nos sentimos en el cielo. Dejamos que las retinas se inunden de estas imágenes y respiramos todo este aire puro que podemos a pleno pulmón.

En la bajada a Huallanca, nos encontramos también con unos paisajes que nunca hemos imaginado. El Sol en sus últimas horas nos regala unos colores que rara vez olvidaremos.

paisaje a mas de 4000m....

paisajes dificiles de olvidar..


Responses

  1. Es una ruta impresionante. Sin lugar a dudas, fue uno de los dias mas duros a nivel fisico pero a su vez, mas recompensantes en cuanto a paisajes. A disfutarlo y a seguir dandole fuerte! Salut!

  2. Aupa bikote!!
    Egun gogorrak beti dira egun onenak disfrutatzeko!
    Animo geroz ta gutxiago geratzen zaizuela!
    egurra!!!

    Esku

  3. Un paisaje flipante, brutal !!!

  4. Me tiro un mes viajando por Europa de inter-rail, vuelvo, y vosotros todavía por allá… menuda envidia que dais!! cuidaros mucho! un abrazo

  5. impresionante amigo me quedo muy sorprendido por el paisaje el esfuerzo para llegar hasta esos lugares…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: