Posteado por: water we wait | 21 julio, 2011

Trujillo – Huaraz, 315km en 5 dias.

Tras pasar 5 días en Trujillo llega la hora de seguir con nuestro camino, uno de los más espectaculares de Perú según Lucho. Dejamos la casa de ciclistas muy apenados ya que Lucho, su familia y los demás ciclistas se han ocupado de hacer nuestra estancia allí muy placentera.

El primer día pedaleamos por la panamericana con el desierto a ambos lados de la carretera, rectas interminables con viento en contra y mucho calor.

hasta la bandera!

En el pequeño pueblo de Chao, donde casualmente celebran las fiestas patronales, nos abastecemos bien de comida ya que hasta llegar a Caraz ( dos días…)  no parece que haya gran cosa.

Al día siguiente, siguiendo los consejos de Lucho, 15km al sur de Chao cogemos una carretera “privada”. Tomando esta carretera nos evitamos el tener que ir a la ciudad de Chimbote.

El asfalto desaparece y se convierte en una carretera polvorienta y con piedras. No son muchos los coches que pasan pero los suficientes para dejarnos hechos un asco cada vez que pasan.

carretera hacia....

El paisaje comienza a hipnotizarnos, nos sentimos como en Marte, rocas, arena, montañas rocosas verticales… el color arena predomina y el silencio nos envuelve en este entorno tan solitario.

A medida que seguimos el transcurso del Río Santa, vemos que las posibilidades de acampar sin ser vistos desde la carretera son bastante escasas. Por suerte, a última hora encontramos un sitio al lado de la carretera camuflado con unos arbustos, a la orilla del Santa.  Tenemos que bajar las bicis por una rampa pedregosa de unos tres metros de alta, al igual que los más de 50 kilos que llevamos repartidos entre las 10 bolsas. Tras alguna caída, conseguimos bajar todo sin ser vistos.

Ya estamos en nuestro escondite. La rampa vertical que nos separa de la carretera y los pequeños arbustos nos protegen de ser vistos.

montamos el campamento!...

Con el sol metido tras las montañas, montamos la tienda y, tras darnos un refrescante baño en el rio, cenamos unos noodles.

Sentados en unas rocas, hacemos un poco de tiempo mientras cae la noche. El ensordecedor ruido del rio apenas nos deja hablar sin gritar.  Pero pronto quedamos asombrados. En la imponente pared rocosa de enfrente, de unos 300 metros de alto, comenzamos a ver unos reflejos y juegos de luces, que nos hacen un nudo en la garganta.  Tenemos como una pantalla gigante de cine en tres dimensiones enfrente. La pared deja de ser negra para entrar en un naranja y ahí vemos la sombra de un camión, parada en medio de la pantalla. El camión va rápido, pero nosotros lo vemos parado. En unos instantes  duplica, triplica su tamaño, hasta que parece que nos devora.  Luego desaparece… Y de pronto, lo vemos encima de nosotros pasar con un fuerte estruendo… Así pasamos la noche!!

Al día siguiente la carretera empeora considerablemente y apenas conseguimos superar los 6km/h. No hay cuestas con pendientes (más tarde nos comentan que antiguamente por aquí pasaban los trenes)pero el calor hace que el trayecto se haga duro. Apenas hay sombras. Eso sí, el paisaje va “in –crescendo”.

a la sombrita de las rocas...

paisaje lunar...

Las montañas son cada vez más majestuosas y el cañón  se va estrechando cada vez más.  Llegamos a Yuracmarcay preguntamos en el centro de salud para poner la tienda. Aceptan sin ningún problema. Esta tarde –noche vivimos en persona las dificultades que tienen estos pequeños pueblos a la hora de recibir los servicios mínimos sanitarios. Un chico se pone enfermo y necesita que lo lleven al hospital. Resulta que el hospital está a 2horas de trayecto en coche y la ambulancia del pueblo hace unos meses que se chocó y no la han arreglado todavía. Piden ayuda a la ambulancia del pueblo de al lado pero estos al principio se niegan ya que al parecer ya han cubierto otros servicios de Yuracmarca y no les han pagado la gasolina. Aceptan siempre y cuando paguen la gasolina. Los familiares intentan buscar dinero para financiar la gasolina (todo hay que decir, tampoco se les veía muy apurados) y al final tras unas dos horas aparece la ambulancia. Mientras tanto el chico iba empeorando, llego incluso a perder el habla y más tarde el conocimiento. La ambulancia carece de los servicios mínimos así que al final montan al chaval y se lo llevan por estas carreteras pedregosas.

al lado del rio Santa...

Al día siguiente nos ponemos en marcha, esta vez queremos llegar a Caraz, un pueblo más grande que el resto.

camino a Huallanca...

 

 

 

 

 

 

De camino pasamos por Huallanca donde empezamos a subir el famoso  Cañón del Pato.

uno de los 35 tuneles...

Este cañón es conocido por los 35 túneles que hay que pasar en escasos 13km. La carretera está en pésimas condiciones y si a eso le añadimos que la única luz que tenemos para cruzar los oscuros túneles son nuestras linternitas, esto hace que los últimos se hagan bastante pesados.

y otro mas..

Pero… vuelve el asfalto! Pedaleamos los 30km que nos quedan hasta llegar a Caraz disfrutando del asfalto, y mirando al horizonte no como estos días que estábamos más pendientes del suelo que de lo que nos rodeaba!

Nos despertamos y sorpresa! La rueda delantera de Natxo esta pinchada. La arregla y cuando va a hincharla nos damos cuenta que los dos infladores que tenemos por arte de magia se han roto!  Preguntamos en varias tiendas y ferreterías y los únicos infladores que tienen son muy grandes. Al final compramos uno, el más pequeño que tenían (medirá medio metro o así..) e inflamos la rueda. Desde Caraz, atravesamos el Callejón de Huaylas, con la Cordillera Blanca a nuestra izquierda y la Cordillera Negra a nuestra derecha. Los imponentes picos nevados empiezan a aparecer siendo el Huascaran el dominante, con sus 6768m (el segundo monte más alto de Sudamérica tras el Aconcagua).

Ya en Huaraz, donde pasamos 4 noches,  aprovechamos para hacer un trekking en la Cordillera Blanca.

empieza la caminata...

Caminamos durante 6 horas a más de 4400m hasta llegar a la Laguna 69, a las faldas del Chacraraju (6112m), con su imponente glaciar a la orilla de la laguna.

llegamos a la cima!


Responses

  1. ¡¡¡Realmente impresionante!!! y con un par para hacerlo.
    AURRERA ETA ONDO SEGI

  2. Qué precioso!!!! Los niños están alucinados con los túneles, las montañas, las carreteras que parecen hilos en medio del paisaje, en fin una pasada!!!
    Disfrutad mucho y fuerzaaa!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: