Posteado por: water we wait | 18 septiembre, 2010

5 días en Vancouver

Cuando creíamos que estábamos en pleno centro de Vancouver, vemos la señal de 20km para el centro.

enntrando a Vancouver...

Se nota que hace tiempo que no estamos en una gran ciudad y al ver tanto coche, semáforo, tiendas a  ambos lados de la carretera, nos descoloca un poco. Pronto nos damos cuenta de que estamos en una cuidad impresionante, el skytrain nos da la bienvenida viniendo desde el cielo y pasando por encima de nuestras cabezas.

Las buenas vibraciones se hacen realidad cuando nos vemos en casa de Esteban y Catherine, en la estilosa West Broadway Street a sólo unos cuantos metros de la playa de Kitsilano. No nos lo podemos creer, dejamos en la terraza las bicis

La terraza...

y vemos la puesta de sol ilusionados por los días que tenemos delante.

Aprovechamos desde el primer momento, y nada más levantarnos cogemos las bicis sin alforjas y nos bajamos a la playa de Kitsilano. El nivel de casas unifamiliares que nos abren paso hacia la playa es de un nivel altísimo. Son preciosas, cada una con su estilo. Me recuerda a Sydney. Además no ves un papel en el suelo, nada sucio. La primera vista desde la playa nos deja sin palabras. Tenemos la playa, con rocas y a l fondo la linea de rascacielos del centro.

downtown desde Kitsilano beach...

A medida que bordeamos  the English Bay ( la bahía inglesa) hacia el downtown ( centro ) nos gusta más y más.

casas flotantes...

Comemos en el mercado de Granvile, bajo uno de los puentes de unión con el

Mercado de Granvile...

centro. Hay mucha gente paseando, muchas tiendas, galerías, mercados de fruta, cocinas orientales. Ferrys, Yates, casas flotantes… Dspués de comer llegamos al lujoso y moderno lado costero del Downtown hasta el Stanley Park.

Por el camino, vemos pistasde tenis, de basket, de hockey patines…y todo público. Gratis!! Es la cuidad perfecta.

del lado del downtown...

De vuelta en casa, llegan los Mugika y…ya estamos todos: Esteban, Catherine,Gabriel y Adriana. Cenamos con ellos y charlamos un poco antes de acostarnos. Han estado conduciendo las últimas 8 horas  y están bastante cansados. No se puede ser más amabale y hospitalario. Nos sentimos plenamente como en casa y además como todos hablan castellano, todo resulta más fácil. Los niños son la monda, simpáticos como pocos. Parece que están muy contentos de vernos en su casa.

Al día siguiente, aprovechamos para comprar material para la bici. Un par de bolsas impermeables para meter la tienda, sacos y esterillas y unas fundas para el calzado,también  impermeables. En Vancouver mucha gente va a trabajar en bici y como el invierno suele ser lluvioso, las tiendas tienen mucho y diverso material para los ciclistas. También compramos un par de patas laterales para las bicis.

A la noche , nos vamos en bici todos juntos de picnic la spanish bank y cenamos a base de gazpacho, pescado, alguna cerveza y doritos. Verano Azul, vamos!…

Los Mugika al completo...

Nos divertimos viendo a las focas acercarse a la orilla y echamos muchas risas.  Cuando cae la noche, nos vamos a casita a domir.

Al siguiente día, la lluvia nos acompaña, pero según el parte durará sólo 24 horas. Aún y todo, nos cogemos el bus con la intención de recorrernos el centro. Tenemos buen material de lluvia por lo que estamos encantados. La calle Cordova, Water, Cambie, Robson, Richards,Carrall…

el downtown

Vemos los bancos, las iglesias, los cafes, los Malls, el steam clock, el Winners, etc…..Todo nos encanta y hasta bien entrada la tarde no volvemos a casa. Además lo hacemos andando sobre el Burrard Bridge, para apreciar mejor las vistas.   Otro día completo.

haciendo la sea to sky

Qué alegría!! El sol nos despierta. Nos vamos con Esteban y los 2 chavales Adriana y Gabrieltxo a dar una vuelta en coche. El café en el Starbucks nos anima y nos decidimos a recorrer la magnífica carretera Sea to Sky ( del mar al cielo) donde las panorámicas una vez más nos maravillan. Vancouver es la cuidad perfecta para vivir. A menos de una hora en coche, te adentras en el bosque, con sus osos, sus lagos, montañas con glaciares…qué más se puede pedir! Nos quedaríamos 3 semanas más pero nuestro viaje debe continuar y a la noche preparamos todo para salir temprano.

Hasta pronto, ha sido un placer..

Un estancia inolvidale, hasta ahora la mejor sin duda, nos deja un inmejorable sabor de boca y sobre todo con ganas de volver a esta ciudad, repito, dificil de igualar. Gracias Esteban, Catherine, Gabriel y Adriana, esperamos veros pronto de nuevo.


Responses

  1. Impresionante, Nacho.

    Soy María, la amiga de Silvia. Os he descubierto tarde pero me parece una pasada lo que estais haciendo. Las niñas y yo os vamos a seguir desde el pueblo. A seguir disfrutando.

  2. Sin palabras…emocionante cómo lo estáis contando, viviendo y disfrutando. Preciosas las fotos de la ciudad en blanco y negro.Muxu haudi bat.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: